Noticias

La historia detrás de "I want it that way", el mega éxito que tiene más de 20 años

La segunda mitad de la década de los 90 estuvo marcada por los grupos musicales “de laboratorio”, que intentaron recrear la fórmula que había funcionado diez años atrás con bandas como New Kids On The Block y mucho antes con The Monkees, pero que había cobrado nuevos bríos gracias a las Spice Girls.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Backstreet Boys (@backstreetboys)

En el caso de los Backstreet Boys, la banda se formó casi de manera accidental. Mientras que Howie Dorough, AJ McLean y Nick Carter ya tenían un trío formado, tras coincidir en varias audiciones en Orlando y descubrir que tenían intereses similares, pronto se les sumaron Kevin Richardson y Brian Littrell, dos primos que se habían mudado a la ciudad para trabajar en Walt Disney World.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Backstreet Boys (@backstreetboys)

Andreas Carlsson era un joven cantante con sueños de gloria que había sido seleccionado para ser el telonero de un show de la banda en su país, Suecia, en 1996.

Por otro lado Max Martin estaba comenzando a dar sus primeros pasos internacionales y había trabajado en los dos primeros álbumes de los Backstreet Boys.

 

Por si te lo perdiste: Supuesto hijo de Shakira rompe el silencio y denuncia amenazas: “Temo por mi vida”

 

 

Eran vecinos y era común que uno le tocara la puerta al otro cuando tenía la melodía o la letra que parecía un hit, pero que necesitaba ayuda para completar.

En una de esas visitas, Martin llegó con una melodía y una frase que no podía sacarse de la cabeza pero que tampoco sabía cómo continuar: You are my fire, the one desire. Juntos se pusieron a terminarla.

Cuando el sello discográfico escuchó el demo del tema entendió de inmediato que tenía un hit entre las manos, pero no estaban seguros de la letra, que les parecía confusa y poco clara.

Si la canción se llamaba “I want it that way”, es decir “Lo quiero de esa manera”, ¿qué es lo que quiere y de qué manera? El tema era demasiado abstracto y se resistía a una interpretación clara. Pero no había ningún significado oculto o un deseo poético, sino simplemente que ni Carlsson ni Martin sabían mucho inglés en ese entonces.

 

Continuar leyendo: La enfermedad mental que marcó a Kanye West

 

 

Carlsson, es claro y sincero sobre su propia creación: “Hay mucho misterio alrededor del tema y cuando se volvió un hit global que tantas personas cantaban aunque no entendían de qué hablaba, fue natural que algunos buscaran un significado profundo oculto, cuando solamente eran versos que sonaban bien fonéticamente. Y fue escrita por suecos que sabían poco inglés, esa es la verdad”.

Así, “I never wanna hear you say” pasó a decir exactamente lo contrario: “I love it when I hear you say”, y la canción fue rebautizada como “No Goodbyes”. A pesar de que el videoclip ya había sido grabado en un aeropuerto, Backstreet Boys volvió a los estudios y grabó esta flamante versión con nueva letra .

Pero la magia se había perdido: la grabación fue recibida con escepticismo por los fans cuando empezó a sonar en la radio y rápidamente se volvió al tema original, tal como el que hoy conocemos. Sin embargo, hoy se pueden encontrar vestigios del intento frustrado y es una rara experiencia escuchar el tema.

De una o de otra manera los fans de esta boy band siguen apoyándolos fielmente 30 años después y cantando “I want it that way”

Más noticias:

...