Noticias

Doña Cuquita y Vicente Fernández, la historia de un amor eterno

María del Refugio Abarca Villaseñor, mejor conocida como ‘Doña Cuquita’ conoció a Vicente Fernández, desde la infancia, y de acuerdo al intérprete de ‘Mujeres Divinas’ a una reconocida revista, eran vecinos en Guadalajara y convivían muy seguido.

Sin embargo, a muy temprana edad, Vicente se mudó a la Ciudad de México para trabajar como cantante en un reconocido restaurante.

Pero el fallecimiento de su madre, Paula Gómez, hizo que el cantante viajara constantemente a Huentitán. Fue entonces cuando retomó viejas amistades y se enteró que María del Refugio era hermana de uno de sus conocidos.
Un día de misa se acercó a ella y le regaló una flor de laurel en señal de su amor.

Con el tiempo, la relación se fortaleció y el amor creció, pero su carrera musical comenzaba a ser un impedimento.

Don Vicente tuvo que tomar una difícil decisión, y con todo el dolor de su corazón le dijo: “Mejor búscate un novio porque yo no voy a poder estar aquí y allá y te voy a quitar tu tiempo”.

Pero el amor fue más fuerte que cualquier adversidad, así que, un día, el cantante viajó para reencontrarse con su amada Cuquita. Pero al llegar a su casa, descubrió que ella había encontrado un nuevo querer.

Fernández supo que no podía dejarla ir jamás, pues se había convertido en su gran amor. Así que, de una vez por todas le propuso matrimonio.

Chente y Cuquita se casaron el 27 de diciembre de 1963, en una ceremonia sencilla y con los invitados necesarios. Respecto a la fechaa, la cabeza de la dinastía Fernández aseguró que no tuvo nada especial.

A pesar de las adversidades, la pareja cumplió su promesa y estuvo junta hasta el final. A partir de ahora su amor es eterno.

Más noticias:

...