Noticias

UNO

21-03-2021
By. Yamile Sandoval

FADE IN

 

  1. / CUARTO, PUERTA CERRADA, LUZ AZUL.

 

Un color azul brillante inunda el lugar, hay siete personas dentro que inmediatamente reaccionan al golpe de luz tan repentino. En cuanto sus ojos se aclimatan a la situación, se miran con desesperación entre ellos, intentando entender porque están ahí…

 

… no hay puertas, no hay ventanas. Muy en lo alto parece vislumbrarse un conducto de ventilación, pero por el brillante azul de las luces que pintan este cuarto, el alzar la mirada provoca mareos.

 

Siete personas, siete teléfonos celulares. Y ni una sola respuesta.

 

*Las paredes retumban, se enciende un reflector en el medio de la habitación y el estruendoso sonar de una inquietante voz se hace presente*

 

Belfegor: *Risa burlona*.

¿Saben por qué están aquí?  *dice con sarcasmo*

 

[Los siete seres recluidos en la habitación, niegan con temor al tiempo que buscan con desesperación de dónde podría venir la voz]

 

Belfegor: Ustedes mortales, han sido traídos hasta acá porque durante toda su vida han cometido actos que los orillaron a perder lo más valioso que poseían. Algunos perdieron fortuna, otros perdieron belleza, hubo quienes perdieron a su familia, o al amor de sus vidas. *vocifera Belfegor al tiempo que el reflector cambia de posición para acusar a cada individuo de su pérdida*,

[se percibe sonido de llanto]

 

Belfegor: ¡Basta de lloriqueos! *sentencia mientras un fuerte ruido azota el lugar*, … cada uno de ustedes se buscó el llegar hasta aquí, porque lastimaron, engañaron, jugaron sucio. ¡Y ahora pagarán!

 

[Un crujido abruma todo el lugar, y la voz desaparece por completo]

[Uno de los teléfonos celulares se enciende y una de las personas dentro de la habitación inmediatamente reconoce el peculiar y un tanto ridículo tono de llamada]

 

Kim Seokjin: – ¿Hola?, ¿quién llama?

Se hizo silencio al otro lado de la línea, hasta que de pronto la voz profunda, ronca e intimidante de Belfegor recorrió el oído y la espina dorsal de Jin.

Belfegor: – ¡Kim Seokjin! ­(sentenció, haciendo que las seis personas restantes se volvieran hacia dónde el implicado se encontraba), – espero que no hayas deseado olvidar el dulce sonido de mi voz. (ríe sarcásticamente).

Jin tragó saliva, mas no tuvo oportunidad alguna de responder.

Belfegor: – ¡Parecías tan buen sujeto, Jin! – Pero el peso de la ambición fue más fuerte que tú, y eso fue atrapándote hasta que conseguiste convertirte en uno de los hombres más poderosos de este país. ¿No es así?

Kim Seokjin: – ¡si! – atinó a decir entre sollozos.

Belfegor: – Ese debería ser un motivo digno para enorgullecerse, sin embargo, la forma en que obtuviste todo tu poder fue ¡una total estafa! (exclamó mientras la mano con la que Jin sostenía el teléfono comenzaba a arder) … – ¡tu momento llegó, Kim Seokjin! El momento en el que corregirás todos y cada uno de los errores que cometiste en el pasado, y con la dicha devuelta a quién se la arrebataste, te será devuelta también a ti.

Kim Seokjin: – que, ¿qué tengo que hacer? – dijo, y la voz de Belfegor ya resonaba en toda la habitación.

Belfegor: – Tanto tú, como el resto de las despreciables personas que te acompañan tendrán una sola misión ­– exclamó haciendo que seis pares más de oídos prestaran suma atención a su llamado.

Kim Seokjin: ¿Me dejarás ir?

Belfegor: – Eso depende de ti… – La llamada se corta y el lugar vuelve a llenarse con la voz de Belfegor

Belfegor: ¡Depende de cada uno de ustedes!… si quieren salir de aquí, y no sólo recuperar su libertad, sino las vidas que tenían antes de llegar conmigo, tendrán que hacer las cosas bien.

Kim Namjoon: ¿Qué es lo que debemos hacer bien?

Belfegor: *su voz parece crecer para dar la respuesta*. Son siete, hay siete teléfonos celulares, y cada uno de ustedes sabe perfectamente bien lo que perdió… solo deben reparar todo el daño que le hicieron a quienes decían amar.

Kim Namjoon. ¿Y así, tan sencillo es? – dice en tono burlón.

Belfegor: – Ay, mi querido Joonie… si tú piensas que es sencillo enmendar todo el dolor que causaste, está bien. ¡confiaré en ti!… pero no sean ilusos y no cometan los mismos errores, porque no serán perdonados dos veces.

[BELFEGOR DESAPARECE Y TRAS ÉL, LAS LUCES SE APAGAN]

Exa K-POP
Exa K-POP
Reproducir
Pausa
Exa K-POP
Exa K-POP
Reproducir
Pausa
Ampliar
Minimizar Cerrar
...
...