Noticias

TRES

04-04-2021
By. Yamile Sandoval

FADE IN

1. INT. / CUARTO, PUERTA CERRADA, LUZ ROJA.

No saben en realidad cuánto tiempo ha pasado desde la última vez que Belfegor se comunicó con ellos. Lo último que recuerdan es estar rojos de vergüenza porque aquel ente de voz profunda delató su actuar y que, seguido de ello las luces cambiaron de un tono azul a algo que no era ni rojo ni naranja y que lastimaba más los ojos que la iluminación previa.

Ahora habían hecho una especie de círculo, en el que yacían los teléfonos celulares al centro, alineados y apuntando a su respectivo dueño, como si esperaran una señal. Pero Belfegor no había aparecido desde entonces. ¡Estaban a la deriva!

[No se escucha más que la saliva de los presentes resbalando por sus tráqueas, sus respiraciones entre agitadas por el miedo y entre calmadas por la ausencia de Belfegor. El silencio era palpable, tanto que llegaba el momento en que los pulsos eran perceptibles, hasta que uno de ellos rompió con la quietud]

Jeon Jungkook: ¡Ya no puedo más, quiero salir de aquí! *gritó el joven entre sollozos desesperados*.

Jungkook recorrió el cuarto con sus mejillas humedecidas y los ojos nublados, buscando sin éxito una salida de aquel tétrico lugar. Rápidamente Kim Seokjin y Kim Namjoon se levantan para intentar calmar a Jungkook que junto con Taehyung son de los más jóvenes del grupo.

Jeon Jungkook: – ¡Suéltenme por favor, necesito salir de aquí! – dice mientras forcejea inútilmente con los mayores.

Kim Namjoom: – ¡Tranquilo!, ya lo oíste si no completamos la misión no vamos a poder salir de aquí. – grita para que Jungkook entienda y deje de luchar por soltarse del agarre.

Kim Seokjin: Kookie, lamentablemente Joon tiene razón y debemos hacer algo más para poder salir de aquí.

Jeon Jungkook: *su llanto se hace cada vez más fuerte* – ¡es inútil! – jamás vamos a irnos de aquí. Aquel demonio no regresa y nadie sabe que hacer, no sabemos cuántos días han pasado, y sólo sentarnos a esperar más mensajes no nos liberará de este infierno.

[Las paredes retumban y después de tanto tiempo la misteriosa voz vuelve]… los que estaban sentados contemplando la escena de Jeon Jungkook, voltearon inmediatamente en un intento fallido por encontrar el origen de la voz.]

Belfegor: – ¡El infierno no es este lugar, ustedes mismo hicieron de su vida un infierno con sus decisiones! – y para salir de aquí sólo ustedes tienen la respuesta.

Nuevamente se hace el silencio, que avanza al compás de los ahora ligeros sollozos de Jeon Jungkook quién ya está siendo arrastrado de nuevo al círculo con el resto de los involucrados. De pronto, todos dirigen la mirada a Jungkook y por presión, comienza a hablar.

Jeon Jungkook: *suspira* – está bien, les voy a contar todo lo que pasó… hace más de 4 años estaba cursando el primer grado de la universidad, era un colegio diferente pero muy prestigioso y me tomó un par de semanas adaptarme al ritmo y sobretodo a la madurez emocional que todos parecían tener.

Min Yoongi: – pues, ¿cuántos años tienes, niño? – interrumpe el relato.

Jeon Jungkook: *avergonzado* – tengo 23, pero esa no es la historia aquí…

Hoseok: ¡Exacto! Continúa, por favor.

Jeon Jungkook: – Bueno, una vez que me adapté al acelerado ritmo de vida de mi universidad empecé a relacionarme con sujetos que no parecían ser muy buenas personas. Sin embargo, eran los más asediados en la escuela, todo el mundo los quería, las chicas morían por ellos, los profesores les temían y a simple vista podría decirse que tenían el colegio bajo su control. – Después de un tiempo de estar con ellos, mi popularidad aumentó y ¡me gustó!, disfruté tener todos los ojos sobre mi, disfruté que mi nombre corriera por los pasillos.

Kim Taehyung: – aún no comprendo de que va tu historia – dice confundido.

Jeon Jungkook: – pues verás, yo siempre fui un niño muy tímido y estudioso. ¡Amaba la escuela!, día y noche me la pasaba devorando libros enteros, pero aún cuando yo estaba muy cómodo con mi forma de ser, fue esa la misma razón para que comenzaran a atacarme los que no eran como yo –

Park Jimin: – o sea, ¿te hacían bullying? –

Jeon Jungkook: – ¡mucho!, entonces cuando logré entrar a un colegio diferente sabía que esa era la oportunidad de comenzar de cero e intentar adaptarme para que no me volviera a pasar lo mismo. –

Kim Seokjin: – y… ¿lo qué dijo Belfegor de ti?, ¿qué tiene que ver con todo esto?

Jeon Jungkook: – Tiene mucho que ver, Jin – cómo ya les dije, después de un tiempo de relacionarme con estos tipos, su popularidad también fue recayendo sobre mí, teníamos chicas por montones, y por la forma en que ellos se conducían solo les bastaba con señalar a cualquier chica de la universidad y ellas ahí estaban, completamente a nuestros pies –

Kim Namjoon: – ¡qué detestable!

Jeon Jungkook: – lo sé, me convertí en un monstruo por ellos – y cuando ya no hubo a quién señalar en la universidad, y el tener a todas esas mujeres locas y rendidas por nosotros, las cosas comenzaron a volverse aburridas y fue ahí donde cada uno de los que conformábamos ese grupo, nos dispusimos a crear una cuenta en algo llamado “Tinder” y que prometía ser mágico y beneficioso, y sobrepasaba los límites de lo normalmente permitido. Pero yo no contaba con que al momento en que este mágico mundo de las “citas exprés” estuviera en su mejor punto, yo me iba a enamorar –

Kim Namjoom: – ¿y eso qué significa? – dijo extrañado por la historia de Jeon Jungkook.

Jeon Jungkook: – pues sólo eso, ¡me enamoré! – conocí a la persona más hermosa que pudiera existir en el mundo, me amó demasiado, y ese amor era correspondido –

Min Yoongi: – no entiendo, ¿cuál es el problema entonces?

Jeon Jungkook: – el problema aquí es que, aún estando enamorado hasta los huesos, yo no dejé la vida que tenía antes, seguí formando parte del grupo de estos sujetos –

Kim Seokjin: – acláranos un poco el asunto, porque tú ya estabas formalmente con alguien, ¿no? Pero no se relacionaba nada con sólo estar junto a estos tipos que de una u otra forma te ofrecieron su amistad –

Jeon Jungkook: – exacto, no parece nada malo y sí, de una u otra forma ellos eran mis amigos. Al principio me felicitaron por mi nueva relación, pero no pasó mucho tiempo para que comenzaran a retarme y eran malos conmigo, pero eso no me daba tanto miedo como el hecho de volver al pasado en el que yo era la burla de todos, así que hacía todo lo que me pedían. Yo estaba enfermo y necesitado por demostrarles que sí podía encajar, que podía pertenecer a su círculo, así que combinaba mis horarios para poder disfrutar de mi relación y poder seguir saliendo con miles de personas más.

Park Jimin: – ¿rompiste tu relación? –

Jeon Jungkook: – eso hubiera sido bueno, y lo hubiera preferido mil veces antes de lo que sucedió – yo seguía, y conforme el tiempo pasaba, el dichoso Tinder me consumía más y más tiempo por lo que comencé a descuidar mi noviazgo, y eso no fue lo peor. Ellos seguían retándome y mi necesidad de demostrarles algo se hacía más grande cada día, ¡en verdad quería agradarles y que vieran que podía ser un Don Juan sin sentimientos como ellos lo eran! – dice, al tiempo que el semblante en su rostro va cambiando por uno más triste.

Hoseok: – ¿qué pasó después? – pregunta denotando preocupación en sus palabras.

Jeon Jungkook: – ¡lo peor! Después de esto ocurrió lo peor – resulta que estos sujetos me tendieron una trampa, y le compartieron a quien yo aseguraba era el amor de mi vida, pruebas de que había estado siendo infiel durante casi tres años – intenté hablar, explicar la situación, contar mi historia, pero evidentemente en esos momentos no había palabras que pudieran cambiar lo que había hecho. Peleamos, esa trágica noche peleamos como nunca, mi amor ahora lejano partió de mi casa y no volvimos a hablar en días, hasta que una buena mañana… *se le corta la voz e inmediatamente se lleva las manos a la cara para intentar borrar las lágrimas de su rostro* – una buena mañana recibí una llamada de su casa, mi corazón saltaba de alegría y pensé que esa sería la segunda oportunidad que me estaba dando la vida. Estaba decidido a dejar a mis supuestos amigos, y entregarme de lleno al amor que sentía, pero no me gustó nada lo que escuché –

[seis pares de ojos miraban atónitos a Jungkook, y el ruido de unas uñas estrellándose contra el piso, incitaron al muchacho a seguir con su historia]

Jeon Jungkook: Era su madre del otro lado de la línea, que en llantos desesperados y desgarradores me culpaba porque mi amor de ensueño se había quitado la vida… bastaron un par de pastillas, una tina de baño y una fina navaja para concretar la pérdida más grande de mi vida… después de ese momento no fui el mismo, algo se quebró dentro de mi y volví a ser el “conquistador” que era antes, esperanzado de volver a encontrar a una persona igual entre el sexo sin amor y el “amor” interesado que Tinder me ofrecía.

[un par de bocas estaban abiertas creando una perfecta “O” y el resto de los reunidos miraban a Jungkook con una extraña combinación de tristeza, desprecio y asombro]

Jeon Jungkook: – es por eso que me urge salir de aquí. Belfegor nos prometió que si hacíamos las cosas bien podríamos recuperar lo que perdimos y yo sólo quiero volver a ver al amor de mi vida, aún si no me perdona, sólo quiero que siga con vida. –

El relato de Jeon Jungkook cesó al mismo tiempo que cesaron las luces del cuarto, y cambiaron nuevamente de rojo a azul, de azul a rojo y así unas cuantas veces hasta que pararon por completo. Nadie volvió a decir nada, y los celulares no volvieron a sonar ese día…

Exa K-POP
Exa K-POP
Reproducir
Pausa
Exa K-POP
Exa K-POP
Reproducir
Pausa
Ampliar
Minimizar Cerrar
...
...